¿Daniel, el Profeta de Dios, tenía un plan de salud? ¿Era similar a los movimientos contemporáneos como Atikins, paleo, veganos o alguna otra dieta moderna? Más importante aún, ¿era el plan de Daniel algo así como el aclamado «Plan de Daniel» promovido por el pastor Rick Warren de Saddleback Church junto con el Dr. Amen y el Dr. Hymen?

Para aquellos que no están familiarizados con Daniel y «su plan», pueden leer al respecto en Daniel 1: 8-21.

Daniel tenía un plan.

«Daniel resolvió que no se contaminaría con la comida del rey, ni con el vino que bebía. Por lo tanto, le pidió al jefe de los eunucos que le permitieran no contaminarse a sí mismo «. – Daniel 1:8


¿qué comió daniel?

La respuesta a esta pregunta parece ser bastante simple.

Deberíamos haber esperado que Daniel (un judío) siguiera la dieta prescrita dada a la nación de Israel, la ley dietética (Levítico 11) contenida dentro del Pacto Mosaico, pero esto no es exactamente lo que Daniel solicita.

«… déjanos recibir verduras para comer y agua para beber»

  – Daniel 1:12

En lugar de participar en los banquetes inmundos de la comida babilónica, Daniel pidió verduras y agua (verduras, o más específicamente, «semillas»1). Daniel simplemente eligió comer sólo aquellas cosas que crecen naturalmente (granos y vegetales) y beber sólo agua de fuentes naturales. 2


¿CUÁNTO DURÓ LA DIETA?

La dieta fue claramente temporal.

Como un cautivo recientemente adquirido en Babilonia, Daniel ahora comenzará un período de entrenamiento de tres años establecido por Nabucodonosor (Daniel 1: 5). Posteriormente descubrimos que una vez que se completaron los tres años de entrenamiento, Daniel y sus amigos fueron evaluados (Daniel 1: 5). Sin embargo, muchos años después, descubrimos que Daniel se abstuvo de las delicias, la carne y el vino durante un ayuno de tres semanas (Daniel 10: 3). Esto implica que los alimentos de Babilonia se han convertido en una parte común de su dieta en algún momento más allá de su período inicial de entrenamiento de tres años.

Ya sea un breve período para desintoxicarse, un deseo de mejorar su salud en las etapas iniciales de su exilio, falta de compromiso, o por alguna otra razón, la dieta de Daniel sólo duró unos pocos años.


¿POR QUÉ DANIEL ELIGIÓ UNA DIETA DIFERENTE?

Lo que podría ser la razón más clara para la elección de dieta de Daniel se puede encontrar en el versículo ocho, donde leemos que Daniel resolvió no «contaminarse» a sí mismo. En su forma básica, la palabra hebrea aquí traducida como «profanar» significa «redimir / vengar». El tipo de impureza a la vista aquí parece ser este: «una condición que pone a una persona en una posición de necesidad de ser redimido, para que no sea castigado por el vengador. «3 Daniel no quería ponerse deliberadamente en una situación que incitara un acto de redención o venganza.

Eso todavía nos lleva a la pregunta, ¿por qué eligió Daniel una dieta diferente? ¿Cuál fue la razón detrás de la decisión de Daniel de alterar su dieta? ¿Evitar una intervención innecesaria de parte de Dios?

¿Estaba Daniel intentando evitar la comida babilónica por temor a violar la Ley de Dios? El problema no era simplemente que la comida de Babilonia era inmunda. Si Daniel se abstuvo de la carne y el vino porque se les había ofrecido a los ídolos de Babilonia, ese hubiera sido el caso con las verduras también. Más importante aún, si había algo intrínsecamente malo en la comida babilónica, entonces Daniel habría tenido que abstenerse permanentemente de la carne y el vino, lo que no parece haber sido el caso (¿recuerdas Daniel 10: 3?).

¿Daniel se estaba convirtiendo en vegetariano? ¿Era ahora pecado comer carne? Al pedir vegetales, Daniel no estaba sugiriendo que comer carne fuera incorrecto porque se permitía una dieta de carne, y en algunos casos incluso se ordenaba en la Ley mosaica (por ejemplo, Pascua) .4 Y nuevamente, sabemos que Daniel volvería a comer carne en algún momento posterior de su vida.

¿O simplemente Daniel eligió no «comer comida chatarra y desafió al rey a un concurso de salud»? 5 ¿Le preocupaba a Daniel que Dios lo mirara favorablemente si elegía comida de mejor calidad? Ya sabes, ¿orgánico, no transgénico, sin gluten? Desafortunadamente, la comida de los reyes es más probable que haya sido cualquier cosa menos basura. Los babilonios seguramente tenían una gran variedad de alimentos preparados por los mejores chefs.

¿Era una cuestión de compañerismo? ¡Bingo! No parece haber indicio de ninguna otra razón. Daniel y sus amigos rechazaron la comida precisamente porque venía del rey. Fue un simple rechazo de la unión de alianza íntima establecida a menudo en la comunión de la mesa que era común en la cultura del Antiguo Cercano Oriente. 6

Comer alimentos es un signo de incorporación, incorporamos alimentos en nuestros cuerpos. Comer la misma comida que otras personas, y en su compañía, significa ser uno con ellos. Así que para indicar que no se estaba uniendo con Nabucodonosor verdaderamente de ninguna manera, de forma definida e íntima, Daniel rechazó la comida del rey. 7 Esto fue especialmente crítico en los primeros tres años del exilio de Daniel. Al final de los tres años, sería evaluado en todas sus capacidades. Sin embargo, ¿quién recibiría el crédito? ¿Dios o el rey de Babilonia?

Por lo tanto, la oposición de Daniel no es entre comida limpia y comida inmunda, entre omnívoro y/o vegetariano, entre sacrificios de ídolos y/o comida no sacrificada, o incluso entre comida pagana y comida de creyentes. «El objetivo de esta dieta simplemente era recordar constantemente la dependencia de Dios para su alimento, no el rey Nabucodonosor». 8

Entonces, ¿cuál fue el resultado de la dieta de Daniel?

“Al cumplirse el plazo, estos jóvenes se veían más sanos y mejor alimentados que cualquiera de los que participaban de la comida real.”

Daniel 1:15

“A estos cuatro jóvenes Dios los dotó de sabiduría e inteligencia para entender toda clase de literatura y ciencia. Además, Daniel podía entender toda visión y todo sueño. Cumplido el plazo fijado por el rey Nabucodonosor, y conforme a sus instrucciones, el jefe de oficiales los llevó ante su presencia. Luego de hablar el rey con Daniel, Ananías, Misael y Azarías, no encontró a nadie que los igualara, de modo que los cuatro entraron a su servicio. El rey los interrogó, y en todos los temas que requerían de sabiduría y discernimiento los halló diez veces más inteligentes que todos los magos y hechiceros de su reino.”

Daniel 1:17-20


¿DEBERÍAMOS SEGUIR EL PLAN DE DANIEL?

¿Cómo nos veríamos tú y yo tratando de comer como Daniel?, Babilonia ya no existe. Sin embargo, todavía hay gobiernos soberanos que gobiernan sobre usted y yo. ¿Significa esto que debemos resolver no mancharnos con alimentos aprobados por la Administración de Drogas y Alimentos? ¡Ja! No exactamente.

El principio para usted y para mí tiene más que ver con nuestra dependencia y confianza. ¿Dependemos de Dios o del gobierno? ¿Seguimos alimentos aprobados culturalmente o por el gobierno porque creemos que seremos bendecidos y prosperados? ¿O creemos que las bendiciones provienen de Dios, que sólo Dios es quien dispersa las bendiciones de la salud?

Pero ahora en serio, dime ¿qué comer? ¿Cómo implementamos la dieta de Daniel? ¿Cómo se traduce el plan de Daniel en nuestras vidas, en nuestras cocinas y en nuestros estómagos? Recuerda que, con respecto a la comida, a Daniel le preocupaba más la comunión íntima que ocurría con los paganos mientras compartía la mesa. Si eres como yo, mi salud y mi dieta están más comprometidas cuando como fuera, especialmente con otros. La atmósfera social disminuye nuestras inhibiciones. El autocontrol es tan solo un recuerdo tenue. Rodeado por una gran cantidad de opciones de alimentos (algunos sanos, otros no tanto) constantemente me encuentro cediendo a la tentación. Cualesquiera que sean los hábitos de alimentación saludables que he desarrollado, se dejan a regañadientes en casa. Somos vulnerables fuera de nuestra propia cocina.

Daniel no tuvo la intención de ser pionero en un nuevo movimiento de salud radical. De hecho, si Daniel hubiera estado preocupado por promover cualquier dieta en particular, habría centrado nuestra atención en la dieta prescrita en el Pacto Mosaico. Después de todo, esta era la ley de Dios para Israel. Pero Daniel no promovió una dieta para que nosotros la sigamos, Daniel era muy consciente de que compartir comida era un obstáculo potencial para él, su confianza y dependencia de Dios.

Entonces Daniel resolvió no contaminarse con la comida de los reyes.


SOLICITUD DE CONSULTA

Elige todos los que apliquen


1Ezequiel 4:9 Arroja algo de luz sobre el contenido de estas «semillas». Las que consisten en «trigo, cebada, frijoles, dinteles, mijo y emmer». Ezequiel era un contemporáneo de Daniel.

2Duguid, Daniel, 13.

3Jordan, The Handwriting on the Wall, 120-121.

4Miller, Daniel, 69.

5Warren, The Daniel Plan, 15.

6Jordan, The Handwriting on the Wall, 144-145.

7Jordan, The Handwriting on the Wall, 146-147.

8Duguid, Daniel, 13.

One thought on “EL VERDADERO PLAN DE DANIEL

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.